Perder Grasa Abdominal

perder-grasa-abdominal

En la ciencia médica se sostiene que la grasa abdominal es uno de los peligros más grandes tanto para las mujeres como para los hombres. Investigaciones han revelado que la grasa abdominal, particularmente aquella que se encuentra alrededor de los órganos, puede ocasionar problemas de salud particularmente en los hombres. Si deseas sentirte saludable y lucir un apariencia atractiva, debes perder grasa abdominal.

Las enfermedades que se vinculan con la grasa abdominal son: diabetes, resistencia a la insulina, hipertensión, algunos tipos de cáncer y enfermedades coronarias.
La grasa abdominal es más común en los hombres debido a sus malos hábitos alimentarios y a la inactividad física. La edad también juega un papel muy importante en la acumulación de grasa tanto en el hombre como en la mujer. En el caso de las mujeres, con la menopausia se disminuye el funcionamiento metabólico. Finalmente, con el paso de los años, ambos sexos tienden a acumular grasa en el abdomen, pero este exceso de grasa abdominal puede perderse.

perder-grasa-abdominal
Las dos palabras mágicas para lograr Este objetivo son: Dieta Y Ejercicio. Suena muy simple ¿verdad? Todo lo que se requiere para eliminar la adiposidad y perder centímetros en el abdomen es compromiso personal.
Como primera medida, elimina de tu vocabulario el término “reducción de grasa en zonas específicas”. Es imposible  perder centímetros en una zona determinada de tu cuerpo sin eliminar exceso de grasa corporal. Si bien esta idea ha sido promovida por muchas décadas por instituciones y clubs de salud, realmente es un mito.
El exceso de grasa se deposita en varias zonas de tu cuerpo, de modo que si deseas perder la grasa de tu abdomen, independientemente de la dieta o programa de ejercitación física que sigas, reducirás grasa corporal en otras zonas de tu cuerpo.

Dieta para Perder Grasa Abdominal

Si limitas la ingesta calórica por debajo de tus necesidades nutricionales, tu cuerpo almacenará lo poco que comas como grasa debido a que el bajo nivel de calorías que consumes, le harán pensar a tu organismo que pasas hambre.
Una persona con hambre pierde masa muscular y tiende a convertir las pocas calorías que el cuerpo recibe en grasa y no en energía.
La ingesta calórica diaria debe determinarse acorde a tu edad, contextura física, altura y género.
De este modo puedes determinar la cantidad de calorías que tu cuerpo necesita para mantener el correcto funcionamiento de sus órganos y contar con la energía necesaria para llevar a cabo las actividades cotidianas.

• Por ejemplo, un hombre de 50 años de edad, de altura promedio, ligeramente excedido de peso que se ejercita moderadamente tres veces por semana, necesitará unas 2500 calorías diarias para mantener su peso. El mismo hombre a los 70 años de edad, necesitará el 5% menos de calorías.
o Este hombre deberá consumir 2000 calorías al día para perder peso .
o El mismo hombre, necesitará consumir  unas 1700 calorías para perder peso rápidamente.

• Una mujer de la misma edad y con las mismas características físicas que el hombre del ejemplo anterior, necesita alrededor de 2300 calorías al día para mantener su peso, 1800 calorías para perder peso y 1600 calorías para perder peso rápidamente. Esa misma mujer a los 70 años necesitará el 6% menos de calorías para mantener su peso.

A medida que Tus músculos se vuelvan más fuertes y tu tejido muscular se tonifique a causa del ejercicio, puedes acelerar la pérdida de peso, ya que los músculos son capaces de quemar tres veces más la energía que las grasas.

El Programa de Ejercicios de Fuerza y Resistencia para perder grasa abdominal es muy importante para desarrollar tus músculos. Para un principiante es suficiente practicar ejercicios de resistencia que incluyan levantamiento de peso. Una persona con un nivel avanzado o intermedio de ejercitación puede utilizar la cantidad de peso que desee o bien puede practicar sus ejercicios en máquinas con peso.

Caminata deportiva – Los principiantes pueden caminar a un paso moderado 30 minutos al día. A medida que adquieras mayor resistencia, puedes practicar un paso más rápido durante la caminata.
Sentadillas frontales – Parado erecto, con tus pies separados y tus brazos extendidos hacia el frente, realiza una sentadilla completa hasta que tus muslos se encuentren paralelos al suelo. Ejercítate hasta llegar a las 100 sentadillas.
Torsiones laterales – Parado erecto con las manos en tus caderas, inclina tu cuerpo hacia la izquierda y luego hacia la derecha. Realiza 100 torsiones de cada lado.
Elevación de pantorrillas – Boca abajo, apoyando tu peso sobre tus brazos, eleva tu pierna derecha tanto como puedas y mantén esta posición hasta la cuenta de dos, luego vuelve a la posición inicial. Realiza 100 repeticiones de este ejercicio con cada pierna.
Flexiones de brazos – En posición boca abajo, con tus brazos separados a la altura de los hombros, eleva tu cuerpo hasta que tus brazos estén estirados, manteniendo tu torso derecho. Los principiantes pueden comenzar este ejercicio haciendo equilibrio sobre sus rodillas. Una vez que practiques este ejercicio con regularidad, el punto de apoyo deben ser tus pies. Repite esta ejercitación 25 veces.

Una vez que manejes a la perfección estos ejercicios para perder grasa abdominal, puedes unirte a un centro de ejercitación o un gimnasio donde un preparador físico puede diseñarte un programa de entrenamiento específico para que trabajes cada uno de los grupos musculares.

Click Here to Leave a Comment Below 0 comments

Leave a Reply: