3 Cosas Que No debes Hacer Antes De Irte Acostar

¿Qué comer?, ¿Cuánto comer? y ¿Cada cuánto comer? Son las preguntas que nos hacemos a menudo.

El objetivo no es dejar de cenar, comer poco nos predispone a dormir con todo nuestro cuerpo en reposo, incluyendo el aparato digestivo. Si te alimentas en exceso o mejor dicho, si consumes calorías en cantidades mayores a las que gastas a lo largo del día, obviamente vas a acumular toda esa glucosa en exceso (obtenida por medio de los carbohidratos) en el tejido adiposo, principalmente como ya había mencionado en el abdomen, brazos y hasta en los cachetes.

Los carbohidratos complejos (arroz, pasta, patatas, maní, etc.) son los mejores para la obtención de energía a lo largo del día, en cambio los carbohidratos simples (dulces, azúcar refinada, pasteles, zumos con azúcar, en general todo lo que tenga azúcar sintética) es lo peor que puedes consumir ya que esa energía (glucosa) es la que más rápido se acumula en el tejido adiposo si no se gasta o se consume lo más rápido posible.

3 Cosas Que No debes Hacer Antes De Irte Acostar

fast food collection on on white background

1. Debes consumirla 1 y media o dos horas antes de acostarte. Si la consumes e inmediatamente te acuestas vas a tener problemas digestivos que se pueden derivar en acumulación de grasa por mala digestión y mala absorción de nutrientes. Si la comes faltando mucho tiempo para dormir (3 a 4 horas) vas a sentir mucha hambre y probablemente no vas a poder dormir o te va a dar hambre a mitad de la noche interrumpiendo tu sueño.

2.No combinar muchos alimentos a la hora de comer en general y mucho menos antes de dormir. Si te comes una fruta por ejemplo, solo la deberías combinar con un buen yogur (porque son de fácil digestión). Nunca combines cereales de frutas con leche ni frutas con otro tipo de frutas (las ensaladas de frutas no son buenas), son lo peor por el alto contenido y mezclas de azúcares (lactosa, fructosa, glucosa, etc.).

3.No consumas líquidos durante (incluyendo agua), inmediatamente antes o inmediatamente después de tus comidas. Al hacer esto alteras el pH de tu estómago y la composición de algunas enzimas digestivas perjudicando o alterando la digestión y posterior absorción de nutrientes. Lo mejor es consumirlos (preferiblemente sin azúcar) media hora antes de comer o 1 hora después de haber comido.

Click Here to Leave a Comment Below 0 comments

Leave a Reply: